17.10.14

Hoy no hay siesta, hoy hay fiesta de Playmobil!

La semana pasada, después de una mañana bastante productiva de esas en las que te hace falta una siesta como el comer, tuve una tarde en la que nada salió como estaba planeado. (Aunque no hay mal que por bien no venga) 

Cuadro Fiesta de Playmobil





Una tarde de esas en que tu niña se acaba de dormir la siesta, de esas en las que se despierta al cuarto de hora, de esas en las que te dejas la espalda "deslomada" mientras te acurrucas con ella intentando que se vuelva a dormir, de esas en las que pensabas dedicar el "ratito" de siesta a los cursos "Hello Blogging Pro" y "Hello Ilustrator" de Hello! Creatividad y de esas en las que ella te pide ver Peppa Pig o sacar la caja de los Playmobil.

Y es ahí, justo en ese momento, cuanto me dije a mi misma: Hoy no hay siesta, hoy hay fiesta! 


Cuadro Fiesta de Playmobil
Así que le montamos una fiesta a los Playmobil con los banderines de Sostrene Grene que me envío Beatriz, de "Madrid, Martina and my self" gracias al sorteo que realizó hace poco en Instagram, y del que tuve la gran suerte de salir elegida.

Pero mi cabeza no paraba de pensar en más planes para mantenerla distraídacomprar el pan, ir ver a papá al trabajo que estába de inventario, llevarla al parque, etc. Y de repente se me ocurre pasar por D'art, la escuela de pintura que tantos buenos ratos me ha hecho pasar y de la que tanto he aprendido, de las manos de José Manuel Molina.


Cuadro Fiesta de Playmobil










A ella le encanta pintar, así que mientras conducía hacia la escuela de arte le explicaba: "Alejandra, vamos a ir a un sitio donde mamá pintaba, y donde también van muchos niños a aprender a pintar" Y ella asentía con la cabeza mientras me decía: "Papomi"

"Exactamente", le contesté. "Allí es donde mamá, cuando estaba embarazada, te pintó los cuadros de los Playmobil  que tienes en tu cuarto " y al mismo tiempo pensaba que hacía ya casi tres años de aquello.


Cuadro Fiesta de Playmobil

Y una vez allí, en la escuela de arte, estando entre lienzos, caballetes, batas y camisas llenas de pintura y ese olor a óleo; pasándome por la cabeza todos esos recuerdos y acordándome de como se me pasaban allí las horas sin pensar en nada mas, fue cuando se me ocurrió hacer la gran pregunta a José Manuel: 

¿Crees que podré venir a pintar con la niña? 
Y a el, que le encantan los niños, no se le ocurre otra cosa que decir que .

¿Que pensáis? ¿La llevo conmigo? o ¿Causará tal catástrofe que me hará cambiar mi percepción relajada sobre la pintura?


Cuadro Fiesta de Playmobil



Yo le pregunté a Alejandra si quería y ella me dijo: "Si, el lunes". Pero este lunes fue fiesta, así que estoy pensándomelo para el próximo. Mientras tanto, ella ha estado trasteando mi maletín, y parece que le ha gustado.

Continuara...

5 comentarios:

  1. Siiiiii, me parece una idea fantástica!!! y me han encantado los cuadros. Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Pepa!!! Por ahora mi yo interior también opina que sí. Lo único que me echa para atrás es que ya no voy a salir tan relajada como antes...

    ResponderEliminar
  3. nosotras somos fans de los "playmos", aunque la siesta no es negociable ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco "negocio" la siesta. Pero cuando Alejandra decide que no, a ver cómo se arregla? jajaja... Si tienes algún truco cuéntamelo!!!

      Eliminar
  4. truco truco.. no, la verdad, con casi 4 anyos cada vez se me hace màs difîcil que haga sus siestas, pero lo que siempre funciona es dormir con ella :)

    ResponderEliminar

Cuéntame lo que te apetezca!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...